XXXII Conferencia Interamericana de Contabilidad se realizará en Lima.

Anuncio de actividades será en el Congreso de la República.

El presidente de la Comisión de Economía, Banca, Finanzas e Inteligencia Financiera, Modesto Julca Jara, y representantes de la Junta de Decanos del Colegios de Contadores Públicos del Perú (JDCCPP), en conferencia de prensa realizarán el lanzamiento oficial de la «XXXII Conferencia Interamericana de Contabilidad», el 14 de junio, a las 10:30 a.m., en el auditorio Alberto Andrade Carmona, del edificio Juan Santos Atahualpa del Congreso de la República.

La Conferencia Interamericana de Contabilidad es el máximo certamen de los profesionales contables de América, que se realizará en Lima del 22 al 24 de octubre de 2017, en el Gran Centro Convenciones de Lima. En esta edición se espera recibir a más de 3,000 participantes de diferentes países del continente americano.

El presidente de la JDCCPP, Edilberto Vilca Anchante, indicó que el evento es una excelente oportunidad para que los profesionales contables profundicen sus relaciones personales y amplíen su horizonte científico, tecnológico y académico.

Conferencia-Internacional-de-Contabilidad

La famosa “ley” del derecho de piso.

Un asistente lo busca para comentarle que su jefe, quien es uno de sus reportes directos, le ha encargado labores que, a su juicio, están muy por debajo de su nivel y le pide que le asignen tareas a la altura de sus capacidades.

Usted recuerda que en su primer trabajo usted mismo sacaba fotocopias, participaba en labores muy operativas y hasta hacía encargos de ir a despachar cosas a otras áreas. ¡Cómo cambian los tiempos! Ahora los jóvenes profesionales suelen decirnos cosas como “me he esforzado mucho para terminar mi carrera en una buena universidad y no he venido aquí para hacer trabajos repetitivos”.

¿No se tiene ya que pagar un “derecho de piso”? Se suele ver como positivo para la formación de un profesional el empezar “pagando derecho de piso” en cualquier empleo, muchas veces realizando labores simples y altamente monótonas, como es el caso de hacer conteos, verificaciones o gestionar procesos muy simples.

Antes era más fácil que un profesional acepte hacer dichas labores, pero los “millennials”, que son los nacidos entre 1980 y 1994, suelen tener mucho cuidado al escoger sus trabajos, y ante el más mínimo fastidio, no tendrán problemas en renunciar.

En un estudio de KRC Research del 2014, se encuestó a más de 1,000 reclutadores de empresas en EE.UU. Y el 70% manifestó que su empresa tiene problemas para manejar a su generación más joven de profesionales.

Entre los motivos, identificaron una falta de cultura del trabajo y que no están dispuestos a pagar el derecho de piso, como sí lo hacían generaciones previas.

Nuevos tiempos

El mercado laboral ha evolucionado, pues con mejores sueldos y más empleo versus hace 20 años, la oferta de trabajos más atractivos para profesionales con poca o nula experiencia es mucho mayor.

Hay que tener en cuenta que los millennials tienen una manera diferente de pensar, lo que explica por qué rechazan la educación tradicional, prefieren aprender de forma práctica asuntos cada vez más concretos, cuestionan más las cosas que lo jóvenes de antes, sin dar nada por sentado, y los motiva mucho el poder dar rienda suelta a su creatividad.

Estos colaboradores no buscan un empleo donde puedan estar muchísimos años, pues no es para ellos un incentivo el quedarse en una sola empresa.

Vladimiro Montesinos tenía teléfono celular en su celda de la Base Naval.

Exasesor de Fujimori tiene cómodidades carcelarias.

El diario “La República” tuvo acceso a un video y a las declaraciones de dos técnicos y un oficial de la Marina de Guerra del Perú, a través de los cuales se comunicó a la fiscalía penal de turno del Callao, que el ex asesor presidencial, Vladimiro Montesinos tenía un celular en su celda del Centro de Reclusión Especial (CEREC) de la Base Naval del Callao.

Según el video y los documentos, Montesinos intentó deshacerse del celular, marca LG, y del cargador. Unos días antes,el jefe del CEREC había solicitado al INPE realizar una requisa en la celda de Montesinos. Esto explicaría porqué se desprendió del equipo telefónico que utilizaba para comunicarse con el exterior.

Se desconoce si el INPE había aceptado el pedido de la Marina. El exasesor del expresidente Alberto Fujimori ocupa dos celdas, la N° 7 y la N° 8, y un patio de la prisión especial de la Base Naval del Callao, tal como se observa en el video.

Lo que ocurrió

La situación cambio ayer al rededor de las 9:00 de la mañana. A esa hora, Montesinos solicita agua hervida y se queja que su televisor presenta problemas. El video comienza a esa hora. Le alcanzan el agua e ingresan, de acuerdo con el procedimiento de seguridad, dos oficiales: el técnico William David Hidalgo Quintanilla y el teniente primero, Edison Zagaceta Oblitas.

Hidalgo Quintanilla ingresa a la celda N° 7 junto con Montesinos. Zagaceta se queda en el patio observando. Según el procedimiento ambos deben mirarse siempre. Así, cuando Quintanilla ya no es visible desde el patio, el teniente se acerca a la puerta.

Luego ambos se retiran. En el video se ve que Hidalgo Quintanilla sale con un bulto en el bolsillo posterior del pantalón y apenas es visible una bolsa negra, en el bolsillo delantero. Con la salida de los dos oficiales de la Marina termina el registro visual.

Los documentos

La historia restante la cuenta los documentos. Se trata de tres informes dirigidos al jefe del Cerec. En el primero, el teniente Zagaceta Oblitas refiere que al acercarse a la puerta nota una actitud sospechosa entre el interno siete (Sr. Montesinos) y el técnico Hidalgo y observa un comportamiento de nerviosismo de ambos.

Zagaceta señala que Hildago quiso subir a la parte superior de la celda de Montesinos, pero que lo detiene y le ordena ingresar a la sala de audio y televisión. En este lugar, en los hechos, también participa el técnico Juan Nolasco Borja.

Allí, el teniente le pregunta al técnico Hidalgo que tenia en los bolsillos. El técnico responde que solo un cargador. El teniente insiste y el técnico termina por reconocer que también tenia un equipo celular que saca de su bolsillo y entrega al oficial.

A las 10:40 de la mañana, el teniente Zagaceta informa de todo lo sucedido con Montesinos al jefe del CEREC. Además, de acuerdo con su informe todo se sigue desarrollando con normalidad y el exasesor presidencial participa de sus diligencias judiciales con normalidad.

El segundo informe

Esta historia es corroborada por el segundo informe, elaborado por el técnico Hidalgo. El técnico señala que cuando revisaba la antena de la TV, Montesinos le pone un objeto en el bolsillo y posteriormente le entrega una bolsa negra. Qué el no sabía, sino hasta que el teniente se los pide, que se trataba de un celular y un cargador.

 

El tercer informe

El tercer informe, elaborado por el técnico Nolasco da cuenta de lo que sucede entre el teniente Zagaceta y el técnico Hidalgo en la Sala de Audio y Televisión. Refiere que Hidalgo le entregó un teléfono celular y un cargador al teniente Zagaceta.

De acuerdo con la información entregada a la fiscalía, el equipo celular no tenia el chip y la mayor parte de su memoria había sido borrada. Solo se identificaron dos llamadas al exterior realizadas entre las 8:17 y las 8:35 de la mañana, de ese mismo 3 de junio.

El jefe del CEREC solicitó la intervención del procurador de la Marina de Guerra y de la fiscalía penal del Callao. La denuncia fue recibida por la 2° Fiscalia Penal del Callao. El fiscal dispuso que se realice una requisa en la celda de Vladimiro Montesinos, en busca del chip, y el inicio de las investigaciones. (Escribe: César Romero)