Aumento de la UIT tendrá efectos tributarios y administrativos

La Cámara de Comercio de Lima (CCL) informa que el aumento de la Unidad Impositiva Tributaria (UIT) durante el ejercicio 2016 de S/3.950, tendrá efectos en la determinación y pago de las obligaciones tributarias y administrativas; así como en los libros y registros contables que deben llevar las empresas.

“El monto de la UIT se aplica como índice de referencia para la declaración y pago del Impuesto a la Renta (bases imponibles, deducciones, límites de afectación, etc.), Impuesto Predial, Impuesto al Patrimonio Vehicular, Impuesto de Alcabala, entre otros, esto quiere decir que al aplicar el UIT de 2016 los valores para estos conceptos sufrirán un reajuste”, manifestó Víctor Zavala, gerente del Centro Legal de la CCL.

De acuerdo a lo dispuesto por D.S. N°397–2015-EF, publicado el 24 de diciembre del 2015 en el diario El Peruano, la UIT para el ejercicio 2016 fue fijada en S/3.950.

Zavala explicó además que la UIT sirve para determinar el monto de los derechos de trámite en la administración pública, la aplicación de sanciones tributarias y administrativas y obligaciones contables, conceptos que tendrán que ser reajustados con la UIT del 2016.

La CCL hace mención que en los últimos años, la UIT ha registrado las siguientes variaciones: en el 2011 fue S/3.600, en el 2012 S/3.650, en el 2013 S/3.700, en el 2014 S/3.800 y en el 2015 S/3.850.

Qué es una carta inductiva de la Sunat?

Las cartas inductivas sólo tienen carácter informativo y no forman parte del procedimiento de fiscalización, su incumplimiento no constituye infracción, detalla un informe de la Sunat (Informe N°0154-2015-Sunat-5D000).

Al respecto, PwC detalló que el fisco ha detallado las principales características de las cartas inductivas:

1. Las cartas inductivas no se encuentran reguladas en el Reglamento del Procedimiento de Fiscalización, por lo que su emisión se encuentra sustentada en el control del cumplimiento de las obligaciones tributarias que realiza el fisco en ejercicio de su función fiscalizadora.

2. Si los contribuyentes a quienes se notifica las “cartas inductivas”, no regularizan de manera voluntaria sus obligaciones tributarias o no efectúan sus descargos respectivos, en el plazo otorgado para el efecto, no incurren en ninguna infracción tributaria.

Sin embargo, estas omisiones informadas a través de aquellas si pueden dar lugar a infracciones tributarias.

3. En tanto que con las cartas inductivas de la Sunat no indica a los contribuyentes que han incurrido en determinada infracción tributaria sino informa sobre las diferencias u omisiones detectadas, su notificación no evitará que puedan subsanar voluntariamente la referida infracción para efectos de acogerse al régimen de gradualidad.